viernes, 8 de marzo de 2013

Las palabras prohibidas

Odio la realidad.

Un "te amo" escrito en un papel bailotea entre mis dedos antes de desaparecer bajo la sombra de un portarretratos. El recuerdo de unas indirectas arrojadas por una insulsa red social cuando nos encontrábamos a miles de kilómetros de distancia parecía impulsarme a marcar este momento como el adecuado. Suspiro con pesar mientras el papel de regalo oculta el rostro enfurruñado de una niña de tres años, con una mirada solitaria dirigida al horizonte; la mía. Espero no cagarla esta vez, tus comentarios me habían dejado claro que finalmente sería el día correcto.

En el momento del reencuentro no faltan los besos ni los abrazos, intercambiamos los regalos y finalmente llega el instante de que veas aquella tontería que se me había ocurrido darte. Me asusto y me arrepiento, te digo que ese es para verlo cuando ya me haya ido. Me haces caso y lo guardas. Las horas pasan y me voy. 

Ahora soy yo la que está lejos. Te pregunto si lo viste y lo afirmas. ¿Y el mensaje secreto? Confirmas que también. Y nada pasa. Ni siquiera una respuesta. Los días pasan en una acuciante angustia, mientras me pregunto cómo será todo a mi regreso. 

Y vuelvo. Tú te comportas como si nada, dices quererme más que nunca y me adornas la vida con mil tonterías. Pero aún no has dicho eso. Sé que en el fondo lo sientes, quiero creer que lo haces, porque hacía mucho tiempo me dijiste indirectamente que lo hacías. Pero aún no lo he escuchado. Mi corazón vuelve a encerrarse en el duro caparazón del cual tanto te había costado sacarlo. Notas la diferencia, me preguntas, pero no hay nada que pueda decir o hacer para contarte la verdad sin sentirme una estúpida. Siento que, a este paso, jamás habrá un cambio radical en mi vida. Siempre subidas y bajadas, nunca un equilibrio constante.

Todo porque eres un idiota.

10 comentarios:

  1. Acabo de descubrirte y me encanta lo que leo.
    Te enlazo en el menú "Otras ventanas al mundo" en mi Blog ;).
    Un abrazo y te sigo desde hoy.
    ¡¡FELIZ DÍA!! Y sí...es un idiota :).

    http://docecuarentaycincopm.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo, sobre todo cuando dices lo de "subidas y bajadas"
    En fin, la vida es así.
    Espero que estes bien, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me hizo sentir triste. No por lo que escribiste, sino por la situación. Se siente muy real; de hecho lo es. ¿Por qué será que hay tantas personas que tienen ganas de amar hasta la eternidad; y sin embargo; no pueden encontrar a las personas correctas?. Yo creo mucho en el destino; la vida; el amor y la teoría de que todo sucede por algo. Pero, de vez en cuando vuelvo a pensar que todo eso no es cierto; y algo dentro mío me dice que está mal dejar de creer. En fin, es mi humilde opinión. Te deseo lo mejor de todo corazón y que puedas solucionar todos tus problemas. Me llego mucho tu entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. PACIENCIA niña. Yo por mi parte te puedo decir que te dejes llevar por la situación, pero siempre poniéndote a vos misma antes que a los demás, porque sino nadie lo va a hacer.
    Te deseo lo mejor, tranquila :)
    El tiempo lo dirá todo.

    ResponderEliminar
  5. Lo fácil sería decirte que alguien idiota no merece la pena o que todo es cuestión de tiempo. "¿Cómo será todo a mi regreso?" Seguramente, no será como imaginas, ni como piensas ahora, buscando respuestas. A veces es mejor vivir pensando lo justo.
    PD. Realmente no he dejado de bloggear solo por mi misma. No es que esté pasando un mal momento, es solo que estoy confusa y no quiero salpicar de confusión. Es más bien por segundas personas por lo que no quiero compartirme hasta que no sea un poco de cosmos. Te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  6. Hay situaciones que realmente nos dejan de una pieza. Éstas son de esa clase creo yo. Existen personas que son más demostrativas, más valientes y más directas. Saben que un te amo sincero y bien dicho engloba todo lo que han estado sintiendo durante quizás mucho tiempo antes. ¡Qué sensación extraña me causa cuando vuelve pero en un formato diferente o no vuelve inmediatamente!
    Aveces, sabemos que nos aman pero nunca está demás que nos lo refresquen de la manera convencional. Complejo el humano. Muchas veces quejándose del desgaste de esta frase y muchas otras ansiandola.
    No sé qué haría en una situación así, definitivamente, pero poniéndome en tu lugar me sentiría también extraña. Yo creo que dejaría pasar un tiempo más, porque quien no quiere estar al lado de uno, no lo está. Eso seguro.

    Besos.
    PD: me gustó este rincón, así que me quedo leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy de los que, a menudo, no responde. A veces no se que decir, otras no he entendido el mensaje.

    ResponderEliminar
  8. LAS REDES: EL PRESENTE DE LA FALSEDAD. EXCELENTE TEXTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar