sábado, 9 de febrero de 2013

Nadie dijo que fuese justo

A veces pienso que la vida sería mucho mejor si no existiera el dinero. ¿Qué tan difícil puede ser generar un feedback constante donde cada uno dé lo propio a la sociedad y reciba lo equivalente a cambio? ¿Por qué debe haber gente nadando en comodidades mientras otras personas se mueren de hambre? ¿Por qué no todos podemos tener lo que merecemos? ¿Por qué no todos merecemos lo que tenemos? 

Nunca creí que la igualdad fuese el ideal comunista de dar a todos exactamente lo mismo, pero sí de dar a cada uno lo que le corresponde, a algunos más y a otros menos. Sin embargo creo imprescindible que cada persona tenga lo que merece, mínimamente, como ser humano. Desde el respeto ajeno hasta un techo bajo el cual poder dormir tranquilamente.

¿Por qué en sitios donde sus dirigentes pregonan a los cuatro vientos la igualdad, hay un gran porcentaje de la población que no tiene siquiera sus necesidades básicas satisfechas? ¿Cómo puede ser que una madre prefiera comprarse un atado de cigarrillos antes que un plato de comida para sus hijos? ¿En qué mundo cabe que haya personas que se preocupen por el maltrato animal y no les importe el de los seres humanos? ¿Desde cuándo una persona puede asesinar impunemente a otra sin sufrir las consecuencias de sus actos? ¿Es normal que una ambulancia no quiera entrar a una villa en busca de alguien que se está muriendo, por miedo a que la apedreen? 

A veces, la realidad me enferma. Y me deprime lo poco que puedo hacer para cambiarla. 


8 comentarios:

  1. Buenas preguntas sin respuesta. Yo también me siento a veces desmoralizada ante las cosas que pasan. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Deberías publicar esta entrada fuera de Blogger. ¿Sabes? Creo que podrías llegar a mucha gente. Pienso exactamente igual que tú. La sociedad en la que vivimos está podrida, y los únicos que nos damos cuenta somos los que no tenemos ni voz ni voto.
    Felicidades por este texto, en serio, es magnífico.

    besos,
    -B.

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo.
    Pero, lamentablemente, esas preguntas no creo que sean contestadas algun día.
    Bonito y realista texto, gracias por pasarte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Si no es dinero será otra cosa. Siempre habrá algo que marque una diferencia.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rita, lo podo que podemos hacer para cambiar la realidad, SIRVE
    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. son momentos en que parecería que para ser feliz es necesario ser egoísta y sobre todo, un poquito hijo de puta.

    saludos.

    ResponderEliminar