lunes, 6 de agosto de 2012

Puertas

     
          Cierra tus puertas.
          No por orgullo, ni soberbia, sino porque ya no llevan a ninguna parte. 

Paulo Coelho           


Hoy cerré una puerta, o dos. No estoy del todo segura. Quizás hayan sido tres. Fue doloroso, aunque no haya derramado una sola lágrima. Lo intenté, pero se negaron a salir. Todavía las siento palpitando entre mis párpados, torturándome por el hecho de que por más que lo intente, no van a permitir que las deje caer. Así son, rebeldes como yo, que un día me niego a cerrar una puerta y al otro, me he quedado sola en el pequeño centro de mi alma, rodeada de puertas que ya no se pueden abrir. 

Me desespero, temo haberme equivocado. Me da miedo haber abandonado puertas que sí llevaban a alguna parte, pero que por orgullo o soberbia, decidí cerrarlas y tirar la llave. Es aterrador comenzar el camino por una de las aberturas que aún permanecen a mi disposición y descubrir un día que detrás de ella sólo había nada. Y cuando me vuelva para emprender el retorno, descubriré que la puerta ha desaparecido y que la eternidad me aguarda en una pesadilla. Entonces, sabré que jamás podré escapar... ni morir. 


6 comentarios:

  1. Rita... wooooow... como siempre tu, llegando a lo mas profundo y diciendo como quien no dice nada todo esto... pero mientras te lei, pensé... y si no es esa puerta ni aquella abertura, sino otra... sabias que no son las puertas o aberturas quienes escriben historias... sino el camino, los pies, las huellas y mientras las tengas, todo estará bien... Un gusto... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  2. wow hermosa descuida, algun dia encontraras la llave que te abrala puerta :3 besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Rita, por tus palabras. Sí, hay puertas que se cierran. Pero hay otras muchas que esperan ser abiertas...
    Un gran abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
  4. Haz lo que sientas que debes hacer y no te agobies: no tengas miedo, encontrarás tu sitio.

    ResponderEliminar
  5. Una vez que tomas una decisión, asegurate de no mirar atrás, de que no hay retorno, sólo así, no te va a quedar duda alguna de que te equivocaste. No pienses en eso, pensá que lo que hiciste es lo correcto, y no lo podrías haber hecho mejor.
    Y si tus lágrimas no brotan, por algo es..
    Beso enorme ♥

    ResponderEliminar
  6. Perdón, me olvidé, la película de mi otra entrada es "Like crazy", yo la recomiendo, pero no es para cualquiera. Seguro te gusta igual (: Gracias por dar tu opinión en mi otro post, ese tema es importante para mí.
    Ahora sí, te mando un beso graaaande ♥

    ResponderEliminar