miércoles, 8 de agosto de 2012

La persona perfecta

Tengo a mi lado al compañero ideal. Que me regalará flores y me llevará en sus brazos cuando mis piernas estén cansadas de caminar. Que me ofrecerá su hombro para llorar y su sonrisa para compartir mi alegría. Que me arropará cuando quiera dormir y tomará mi mano para que me sienta segura. Que me acompañará a mis lugares favoritos del mundo y me sorprenderá con algo nuevo cada día. Que me dará su sí frente al altar y estará conmigo durante toda mi vida. Que será el padre de mis hijos y el abuelo de mis nietos. Que me levantará el ánimo cuando esté decaída y me hará caricias cuando me sienta sola. Que me dará un libro cada semana y cocinará conmigo los domingos. Que me llevará de paseo por el parque y observará conmigo los atardeceres. Que me contendrá en mis locuras y aplacará mis enojos. Que me hará cosquillas cuando necesite reír y me besará la frente con ternura.

Él es alguien que me amará hasta el fin de sus días, pero... ¿Cómo aprendo yo a amarlo? A veces pienso que cuanto más malvado es alguien conmigo, más me enamora. Pero cuando se me presenta la persona que  siempre soñé, soy lo suficientemente idiota como para correr el riesgo de perderlo. ¿Podré abrir los ojos antes de que sea demasiado tarde? O quizás, mis ojos ya están abiertos como para ver lo que hay en juego. Tal vez, sólo necesite abrir el corazón. 

9 comentarios:

  1. El amor llega solo. Si tienes que aprender a amar, lo harás.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no hay que forzar los sentimientos, pero que tampoco son una cosa que se desarrollen de un día para el otro. Date un tiempo a ver si conseguís enamorarte, quizás con todas esas características que tiene que según vos son "tu sueño" lo termines amando de verdad...
    Ahora, si ves que no conseguís amarlo... No lo fuerces, es peor y al final quizás terminás envuelta en una situación medio fea...
    Un beso enorme!
    # I'll follow you into the dark.

    ResponderEliminar
  3. Los sentimientos surgen solos, si tienen que hacerlo. Si no, es mejor dejar a la gente ir. Cuando se ama, se ama. Y cuando no se ama, pues no se ama. No se puede obligar a nadie a amarnos, de la misma manera que nadie nos puede obligar a amarles.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Abre tu corazón y date cuenta de lo que tienes. Los sentimientos vienen sin buscarlos, pero muchas veces no te percatas de su existencia hasta que es tarde.
    Si respondes un "sí" ante la pregunta "¿Es la persona que buscas, la correcta?" solo debes preguntarte si estás realmente enamorada de esa persona.
    ¿Sabes? Yo un día conocí a esa persona, esa con la que todos soñamos, la perfecta, diferente para cada persona. Y me pasó lo mismo que a ti, dudé, y luego me arrepentí.
    Antes de dejar marchar a una persona, date un tiempo para pensar; ese es mi consejo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. no temas, hace decis al final: abrí tu corazon

    :)

    ResponderEliminar
  6. No siempre te enamoras de la persona perfecta, ni de la que te trata mejor. Ni siquiera creo que nos enamoremos nunca de las personas adecuadas para nosotros, pero recuerda: siempre llega el momento en que te das cuenta y dices: Es ella.
    Cuenta con una nueva suscriptora, pásate por mi blog si quieres http://fearless006.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Tienes un premio en mi blog querida.... FELICIDADES!!!!

    ResponderEliminar
  8. me re llegó, muy lindo lo que escribis

    ResponderEliminar