martes, 5 de junio de 2012

Todo tiene un final...


... todo termina.

Así dice la canción, así lo he dicho yo, así me lo han repetido hasta el hartazgo. Y a pesar de ello, hay cosas a las que soy incapaz de darle un cierre. Recuerdos se agolpan en mi mente, atormentando mis pensamientos con imágenes que no quiero recordar, que no debería recordar. Pero las recibo, las saboreo con audaz morbosidad, regocijándome en mi propia bronca.

Alguien, en algún lugar muy lejano, llama a mi puerta. Apenas lo oigo, estoy demasiado ocupada compadeciéndome de mí misma como para percatarme de aquella presencia que quiere entrar en mi vida. Insiste, ahora clama por mí a gritos. Me parece escuchar una súplica lejana, pero resulta ser otro recuerdo que acude a mi ser, inundándome de tristeza una vez más. Luego de mucho tiempo se da por vencido. Se hace el silencio y desaparece. Es entonces cuando percibo el eco de sus gemidos, un llamado que me toca el corazón como el fuego de una antorcha ardiente. Comienzo a desearlo. Lo busco y no lo encuentro. Ya no está, ya se ha ido, ya estoy sola otra vez. Sola con mis recuerdos, recuerdos de los que él ahora forma parte. Recuerdos de lo que no fue, pero que pudo haber sido.

Miro al vacío que se cierne a mi alrededor y estallo en llanto. Sola, atormentada por mis recuerdos... Por tu recuerdo.

8 comentarios:

  1. Me has recordado a Tierra, de Xoel Lopez. "Y no me da la gana de pensar que nada es para siempre si esta canción se acaba"

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente los recuerdos duelen más que mil palabras, pesan más que la sensación de vacío en indiferencia misma.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como has empleado los recuerdos en esta historia, precioso! Si tienes tiempo y quieres pasate por mi blog http://celrogencoplujaovent.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. A veces dices tantas cosas, que me dejas desarmada, inmóvil, incapaz de decir alguna cosa... :O
    Saludos Rita... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  5. Pff.. me has dejado sin palabras. Yo también he tenido momentos en los que me he sentido tan sola, tan vacía, que no he dado la oportunidad a nadie de arreglarlo, de entrar en mi vida y hacerme feliz. Y ahí me he quedado, fría cual diamante, fingiendo que me da igual.
    En fin, que me lio. Me encanta como escribes <3

    ResponderEliminar
  6. Tremenda entrada! pasaste a palabras todo lo que me esta pasando ahora, tube una desilucion hace poquito con alguien que apreciaba mucho... y me siento abatida....
    Fuerza, Rita! te mando un beso

    ResponderEliminar
  7. Queda entonces descubrir lo que ocurre tras la tragedia hecha comedia. Pues aún teniendo cada cosa su fin, existen las que pueden pasar por eternas. Es lo que ocurre justamente cuando escogemos el camino equivocado aún sabiendo que lo es. Comenté alguna vez aquella afición tremenda de la humanidad por inclinarse hacia lo que más daño pueda causarle. Adoramos los círculos viciosos tanto como los odiamos. La soledad es el preferido.

    ResponderEliminar