lunes, 5 de marzo de 2012

T'esnucaré contra'l bidé

Gente inconformista. La hay por doquier, yo misma soy una de esas personas. Sin embargo, hay un grupo en particular que todavía no termino de decidirme si me apena o me horroriza. Sí, tú que estás leyendo esto y cada día te vuelves esclava de la báscula y adicta a regalarle todo lo que posees en tu interior al inodoro. Tú y todas esas que viven ardientes de deseo por ser hueso con piel. 

Me apenan, me asquean, me espantan, me asustan, me desesperan. Si pudiera golpearlas para que reaccionaran y descubrieran el vacío absurdo en el que están llevando sus vidas, lo haría. Me indigna. He visto cientos de niños y niñas muriendo de hambre, alimentándose con los desechos olvidados de un basural. Y como esos pocos que yo he visto, hay millones. 

Pero la raza humana es tan inteligente, que cuando tiene comida de sobra para crecer sana y fuerte, se mata de hambre adrede. Y todo porque la distorsionada imagen en su espejo le dice que está gorda. Obesos de estupidez, eso estamos. 

No entiendo la necesidad de estar raquítica, cuando no sólo es egoísta sino que también queda horrible. Las mujeres son bonitas con curvas, con carne para tocar y acariciar. ¿De qué sirve rodear un saco de huesos? Para eso la necrofilia, vamos. He leído que hay una enfermedad en la gente desnutrida, en la cual el cuerpo se empieza a alimentar de su propia carne por falta de comida para sustentarse. ¿Hasta ese punto quieres llegar? ¿Te parece algo digno de admiración? Asco. Eso me das.

Mido un metro setenta y dos, peso sesenta y seis kilos. Tengo pancita y estoy algo sobrada de trasero. Pero soy feliz. La gente me quiere tal cual soy exteriormente, porque valora lo que hay en mi interior. Incluso con mis propias falencias de carácter. Porque el verdadero amor se fundamenta en aceptar al otro tal cual es, con sus defectos y virtudes, no "a pesar de". Y si esperas que la gente te quiera más por estar más delgada, eres idiota. No cambiará su parecer respecto de ti si por dentro sigues siendo la misma mierda. 

Valórate. Sólo eso hará que los demás también lo hagan. Y empieza a alimentarte como corresponde, joder, que me da rabia ver al mundo muriendo de hambre y tú tan impune, vomitando después de comer. 


13 comentarios:

  1. Una entrada muy impactante, me imagino la reacción de la gente con anda en ese tema, la verdad que yo no apoyo esa actitud, pero me vale verga, pero viendo por el punto mismo punto de vista, si es una gran decepción y lo tomo como una gran falta de respeto. La verdad que da pena que hoy día, siglo 21 estemos con temas así, osea vamos es que acaso no podemos elegir nosotros como vernos bellos,acaso nosotros no podemos implementar nuestra propia belleza, es que acaso no podemos ser bellos a nuestro modo, vamos a tener que seguir siempre un estereotipo de belleza que la verdad de bello no tiene nada, vamos un poco de conciencia.
    Bless!.

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo en el destino, pero que lo puedo cambiar también.
    Eso me agrada de ti, sigue así exprésate, que el mundo te escuche.
    Hay veces como hoy que no encuentro palabras y me hace sentir mal, algún día podre expresarme nuevamente.
    Bless!.

    ResponderEliminar
  3. Hay que ver que pasa por la cabeza de esa gente. Lo que sé es que no se valoran a si mismas y le hecho la culpa a los hombres, si, quedo muy feminista pero todos los casos que conozco sobre ese tema es porque un hombre las desvalorizó y les hizo una mala critica respecto a su cuerpo. No son todos iguales, por suerte. Conozco tantos hombres que el cuerpo no les importa, pero a otros si. Es lamentable ver como se destruyen día a día. Pero bueno, insisto, hay que ver cuanto es el sufrimiento que las llevo hacia ese punto. Es como aquel que se droga, lamentable para mi gusto. Son formas de vidan dicen algunos, alla ellos... Besotes Agustina, espero que andes muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu blog es tan particular.
    Yo más que asco, siento pena por esa gente. Me parecen 3 cosas más que nada: débiles, tristes, y egoístas. Es una enfermedad, pero creo que querer es poder y quien desea salir de un abismo y pone a disposición su mente lo logra.
    Te sigo cariño.

    ResponderEliminar
  5. La autoestima es muy importante en este tipo de personas, no todos tiene el caracter fuerte como tu tienes, lo que hay que hacer es hacerles comp`render que lo mas importante es lo que uno piensa de si mismo y no lo que piensen los demas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Palabras duras y cargadas de razón, para una sociedad y una realidad llena de estupidezes.

    ResponderEliminar
  7. Realmente buena. Sincera, directa. Crítica con las cárceles de abundancias en forma de cuerpos.
    Me gusta.

    ResponderEliminar
  8. Un tema delicado. Lo que más importa es tener salud, hay gente que tiene unos kilos de más y la sigue teniendo, hay gente que es más delgada de lo normal pero también goza de ella. Pero sin duda, las peores enfermedades están en el cerebro.

    A mí me dan ganas de coger a esas chicas de la mano, de sacarlas a pasear, de hacer con ellas todo aquello que les gusta, de coger nata, fresas, comida en general y crear cosas bonitas como magdalenas de colores, aunque luego no quieran comérselas, no me preguntes por qué.

    Lo más triste de este mundo es que alguien no se valore, aunque lo demuestre vomitando o, en el caso contrario, comiendo demasiado.
    Un beso Rita!

    ResponderEliminar
  9. La autoestima es el mayor de los tesoros, aunque haya gente que no la aprecie y se dedique a destruir la de los demás
    Un beso! <3

    ResponderEliminar
  10. Comprendo, pero no comparto tu postura... tienes mucha razón en muchas cosas y aunque en mi opinión, no la tuvieras, también respetaría tus palabras, porque a fin de cuentas uno es lo que piensa, lo que decide y a donde va... toma una postura después de hacer un balance de todo... Ahora, me pregunto, ¿crees que tus palabras o cachetadas puedan hacerle mas daño del que se hacen, crees que "cambiaran" diciéndoles lo que les dices?... no hay que olvidar que las personas en toda nuestras vida siempre estaremos carentes de algo, necesitando de alguien y cada quien va por donde mas fácil o difícil le parezca, para intentar llenar esos vacíos que tanto daño hacen... la imposición, pienso que no es el camino, sino el apoyo, la comprensión que tanto buscan, la compañía, es una enfermedad lo que tienen, pero no por eso son personas enfermas... no podemos recriminar las enfermedades pensando que así se vencerán, no... el cuidado, la atención, el cariño... pienso que es la mejor arma para combatir aquello... una mano firme, paciencia y mucho oído, creo podría ser el mejor camino...
    gracias por tu comentario en mi blog y espero que mis palabras no te hayan molestado, a fin de cuentas es tu espacio y yo no soy nadie para decir, solo es mi punto de vista, mi humilde opinión, pienso que en la vida hay que cuestionarse para poder aprender, para poder comprender lo que se ignora... por eso yo trato de abrir mis oídos a todo, para poder llegar a conclusiones que vayan conmigo... un abrazo muy fuerte y de verdad espero no te molestes...
    Saludos... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  11. Me parece algo delicado, demasiado subjetivo y que depende de cada persona. No es tan sencillo como "Valorate" o "Hay gente que pasa hambre y tú ahí, decidiendo no comer". Tampoco se trata de buscar agradar a los demás. Puedes meterte en ese mundo por motivos diversos. Por una depresión, porque te sientes fea, por agradarte a ti misma o, simplemente, por intentar controlar algún aspecto de tu vida. Además, al principio es algo con lo que piensas que puedes lidiar. Crees que podrás parar y cuando te das cuenta, caminas hacia la oscuridad, lo sabes y no puedes evitar seguir adelante. No sé. Lo dicho. Que entiendo que te cabree el tema, pero no es tan simple como tú lo describes.

    ResponderEliminar
  12. QUE HERMOSA ENTRADA, DE VERDAD ME ENCANTO.

    ME SEGUIS? Y TE SIGO, UN BESO GRANDE

    Atte: Fati.-

    ResponderEliminar
  13. Nadie ha dicho que sea un mundo fácil aquel en el que se han metido, ella solo ha dicho las cosas de manera bastante objetiva, tal y como son. Nos guste o no, les guste o no. Evidentemente la "violencia" o el "insulto" no es el mejor de los casos, pero no creo que haya hecho otra cosa más que exponer lo que piensa.
    Y pese a todo, debemos reconocer que tiene razón.

    Al menos esa es mi opinión, claro está.

    ResponderEliminar