viernes, 16 de diciembre de 2011

El mañana empieza hoy

Hoy es día de purgar las penas del corazón, de arrojar a un lado al fracaso, al odio y la razón. Ya es tiempo de que las mentiras se transformen en verdad. Voy a cerrar las puertas al pasado y no mirar atrás. 

Hoy es día de un cambio, de una transformación. Ya es tiempo de hurgar en los rincones del alma que jamás fueron explorados, no sea cosa que mañana sea demasiado tarde. Y así empezar de nuevo, por vos.

Hoy es día de abandonar todo lo que antaño me hizo mal, de recibir el bien y forjar la paz. Ya es tiempo de hacerte una promesa, de jurarte que a partir de ahora, todo va a cambiar. Si vas a ser mío, quiero merecerte.



9 comentarios:

  1. Me encantó, de verdad..es genial.
    Gracias por seguirme, sin duda hago lo mismo..

    Nos leemos, un saludo :)
    http://escribiendomilhistorias.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado, enserio, desde ahora tienes una nueva seguidora <3
    PD: Gracias por pasarte

    ResponderEliminar
  3. Gracias, chicas. Será tan placentero para mí leerlas como saberme leída por ustedes.

    ResponderEliminar
  4. Pedro, tu ahijado querido,19 de diciembre de 2011, 12:47

    Como siempre, de diez. ¿Te he dicho alguna vez que escribles increíblemente increíble? Pues te lo vuelvo a repetir. No sé como lo haces, pero hay veces que incluso llegas a emocionarme.

    PD: Te quiero (L)

    ResponderEliminar
  5. A mi también me ha gustado mucho tu blog, desde el momento en el que entré (diseño, título) y al leer, no me ha decepcionado en absoluto.
    Cambios. Yo también conozco esa sensación de despertarte por la mañana y pensar: hoy sí. Hoy es el día de adoptar otro punto de vista ante todo esto. Y ¿Sabes? me gustan esos días. Porque si no cambiamos, estamos muertos.
    PD. Si me firmas en alguna entrada vieja, avísame porque sino no me entero (he visto otra firma tuya de hace dos entradas, creo. Algún día investigaré configuraciones para que me lleguen notificaciones, que con eso soy un desastre)

    ResponderEliminar
  6. Pues yo nací un 19 de febrero. Y nos conocimos esa noche, del 18 al 19 de febrero :)

    ResponderEliminar
  7. Pedro mío, sabes que me encanta sentirme leída por ti. Y me encantaría poder leerte a ti más a menudo también.

    Gracias, C. Ya he estado intercambiando opiniones al respecto de esto contigo a lo largo de varias entradas, así que nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  8. Hoy es el día del cambio. Ayer fue el día del cambio... mañana otra vez lo será.

    Déjame que te recuerde que los ríos dejan de ser los mismos a cada ínfimo instante, para hacer posible recordármelo a mí misma. Déjame comentarte que cambiar con el cambio es necesario no por merecer a nadie más que a uno mismo, para permitir comentarme a mí misma que nadie puede importar tanto si no importo yo primero. Déjame perderme una vez más en tus compromisos y en tus rutas trazadas con la tinta imperecedera de tu fuerza para lograr obligarme a mí misma a ejercer la responsabilidad de mi propia vida.

    Déjame desechar de mi alma cada pedazo descompuesto que se convierte en mi carga para compartir contigo la resolución valiente de alzar la mirada siquiera hacia el presente.

    Déjame creer que para mí también hay un mejor mañana.

    ResponderEliminar
  9. Y déjame a mí decirte que es increíble cómo con un simple comentario puedes crear un nuevo texto, completamente envidiable.

    Te dejaré creer que hay un mejor mañana, sí, porque no quiero dejar de creerlo yo.

    ResponderEliminar