martes, 8 de enero de 2008

Quince cosas que odio de ti

Odio la forma en que sonríes
y como me sueles mirar,
odio tus tontos borceguíes
y tu vestimenta tan peculiar.

Odio que me susurres al oído,
lo odio cuando me abrazas;
odio tus besos tan dulces
y la manera en que me agarras.

Odio cuando me haces reír
y más aún si me haces llorar.
Odio que siempre tengas razón,
te odio cuando debo callar.

Odio no tenerte conmigo
y el que no me quieras buscar.
Pero lo que más odio es no odiarte
y no poder dejarte de amar.


2 comentarios:

  1. Dicen que no es el odio lo contrario al amor. Creo que en este escrito queda perfectamente manifestado. Odiar es casi como un medio alterno para demostrar nuestro interés. Palabras directas y cargadas de sentimiento. Odié contigo.

    ResponderEliminar
  2. Es peor la indiferencia que el odio, dicen. Y está más que claro, si odias es porque te importa aquello que detestas. Lamentablemente, yo odio más de lo que me gustaría. Y ya lo creo que tú también, corazón de melón.

    ResponderEliminar