sábado, 20 de enero de 2007

Eterna soñadora

Cada mañana al despertarse
abre una gran ventana,
y se asoma pensando
que será del mañana;
si en el presente es una soñadora,
soñadora de sueños rotos,
con su corazón dañado
por unos tantos otros.
Pero ella tiene una esperanza:
que sus locas fantasías,
dejen de ser sólo eso
y se realicen algún día.
Pero no se da cuenta
de que eso no es posible,
no en este mundo
donde suceden cosas horribles.
Aún así no se da por vencida
pues nació para ser luchadora,
y donde quiera que vaya
será siempre una eterna soñadora.